Reencuentro de 2 elefantes después de 2 decadas

Esta es la historia de Shirley y Jenny, dos elefantes que convivieron en el mismo circo (Carson & Barnes) cuando Jenny era todavía una cría y Shirley era un poco más mayor.

 

 

Pasaron sus vidas como exclavas del circo perdiendo su salud poco a poco hasta que llegaron al Santuario de Elefantes de Tennessee, Estados Unidos, después de 20 años de separación. El encuentro entre los dos animales fue espectacular, derrochaban alegría y se acariciaban muy tiernamente a través de los barrotes. En ese momento dejaban atrás una vida de sufrimiento para comenzar otra mucho mejor.

Este es el momento del reencuentro: 


[Aunque el vídeo este en ingles, se entiende perfectamente] 

Jenny llegó al Santuario el 11 de septiembre de 1996, tres años antes que Shirley. Las dos tenían graves secuelas de la dura vida que habían llevado. A Shirley le faltaba gran parte de una de sus orejas a causa de un incendio que le dejó también cicatrices en la espalda, cara y pies. Jenny tenía una de sus patas traseras lesionada, era ciega de un ojo y tenía una herida en una de sus orejas.

Shirley poseía una lesión en la pata derecha, una gran parte de su oreja derecha le falta debido a un incendio que además le dejó cicatrices varias en la espalda, cara y pies. Jenny, por su parte también tenía secuelas de su vida en el circo, tenía su pata izquierda trasera seriamente lesionada, estaba ciega de un ojo, tenía lastimada la parte superior de su oreja derecha, y poseía curvada de modo permanente la parte inferior de su cola.

 

 

La muerte de Jenny 

Jenny llegó al Santuario muy muy enferma. Durante las últimas horas de Jenny con vida su amiga Shirley no se separaba de ella. Una y otra vez Shirley intentaba levantar a Jenny de su lecho de muerte, pero la pequeña no tenía fuerzas para mantener el equilibrio. Bunny y Tara, otras dos elefantes del Santuario, se acercaron para estar con Jenny en su despedida.

Para Shirley la muerte de su compañera fue muy difícil. Según cuentan los cuidadores del Santuario, era como para una madre perder a su bebé. Por suerte, Shirley contó en los momento más tristes con otros miembros de lafamilia para no estar sola y poco a poco se ha ido recuperando de la muerte de Jenny. Estamos seguros que la llevará en el corazón y que nunca la olvidará.

Categorías: animales | Deja un comentario

Navegador de artículos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: